White Magic

White Magic
06/05/07 Museo de Arte Contemporánea Vigo

No viene mucho a cuento, o sí. El caso es que tras terminar el concierto, de camino al restaurante dónde nos aguardaba la cena, un borracho postrado en un portal balbuceando nos dice: "iréis mal por ese camino hasta que no asumáis la muerte", me quedo bastante sorprendido porque hace pocos días ví ‘The Fountain’ de Aronofsky y minutos antes Mira Billote me explicaba la coartada artística del último disco de White Magic. ’Dat Rosa Mel Apibus’ es además del título, un emblema que representa la vida y sus anhelos a través de una rosa (símbolo de la vida) que se ve merodeada por un par de abejas que, según diversas creencias, relacionaría a estos animales (los hijos de los primeros soles según los egipcios) con el alma de los hombres tras su muerte. Mira Billote, responsable del diseño, añade a la imagen un mandala en tinta oro para acentuar la dificultad del hombre para llegar a aquello que está ahí y se quiere pero no se alcanza. También me cuenta que la trastienda filosófica del disco encerraría la necesidad de comunicar al mundo que somos todo aquello para lo que vivimos, que todo lo que tenemos es amor y debemos compartirlo ya que somos colores silenciosos bajo el sol. Habla de la búsqueda de un único latido, pero no lo hace como una flipada del esoterismo de todo a cien seguidora de Iker, habla con absoluta normalidad, como una turista despistada buscando la taquilla dónde comprar billetes para el viaje en barco a las Islas Cíes.
Más minutos antes, delante de las 70 personas que seríamos en el auditorio, decía lo mismo a través de un teclado, con la voz filtrada a través de un delay espectral que disparaba una y otra vez mantras tan inquietantes como ’i read your mind’ o ’wake up, wake up’, mensajes ohm para un mundo que se tuerce más de lo que debiera. Pero White Magic no es sólo Mira Billote, en esta gira la acompañan un Jesse Lee amiguísimo de Rusty Santos en la batería y un Tim Koh, en el bajo, que además de en All Night Radio, ha tocado con Cass McCombs o Ariel Pink. Ahí es nada, es lógico entender porque nos parecieron tan buenos instrumentistas (‘hold your hand in the dark’ costará olvidarla), y por eso nos alegramos tanto de que la otra mitad de White Magic, Doug Shaw, esté preparando su debut en solitario para The Social Registry (parte de la inspiración nació de paseos por Tanworth in Arden, sí, dónde vivió Nick Drake), o que en Southern Records ya estén mezclando ’new egypt’, la aportación de White Magic para la serie Latitudes, canción que tocaron y que consigue acercarlos a Gang Gang Dance, a la cadencia velvetiana de White Light/White Heat o incluso a Sonic Youth. Si además añades que los gustos musicales alcanzan a Alan Lomax, Blind Willie McTell o Mississipi John Hurt entenderás porque nos convencieron y nos abrazamos tanto al dejarlos en el hotel. “I want to be a part of it… New York, New York” que diría Sinatra.

Envia un comentario